Las alumnas del PDS han tenido una sesión sobre la cocción de los pescados y mariscos con Alex Múgica, propietario y chef del restaurante La Cocina de Alex Múgica.

Os traemos algunas ideas sobre la preparación de los langostinos.

1. Agua fría después de la cocción

Los langostinos son muy finos y por eso una vez sacados del agua caliente siguen cocinándose todavía un tiempo. Para evitar sobrepasarse en la cocción, Alex Múgica aconseja poner los langostinos enseguida después de cocinar en agua muy fría con sal y hielos.

2. Sal sólo en el agua fría

El marisco absorbe sólo la sal que necesita por eso no pasa nada si nos pasamos un poco con la sal. Pero si queremos conseguir el equilibrio perfecto, lo mejor es cocerlos sólo en agua. Y una vez cocidos, sumergirlos en una mezcla de salmuera con un porcentaje de 35% de sal por litro de agua.

Si los cocemos con agua y sal, y los sacamos a un cuenco sólo con agua, van a perder algo de sabor y sobre todo color.

3. 20 minutos de cocción por cada kg

El tiempo de cocción aconsejado es de veinte minutos por kilo, pero en realidad no existe un tiempo exactamente establecido. Todo depende de la pieza, gramaje y otras características. Y sobre todo del punto que cada uno le quiera dar a su receta.

4. La conservación de langostinos cocidos

Los langostinos cocidos sin sal y conservados en la salmuera fría se pueden conservar perfectamente un día en la nevera. Esto resulta útil sobre todo ante grandes eventos cuando es necesario ahorrar tiempo. Además de eso, gracias a la sal, los langostinos adquirirán un brillo muy bonito.

5. El agua de cocción

El agua sin sal, o con poca sal, que se ha usado para la cocción de los langostinos se puede aprovechar de varias maneras. Es un fondo que puede servir para la elaboración de cremas o para hacer un buen arroz.