Este mes de noviembre celebramos en el CEICID un nuevo curso titulado “Miradas desde la Antropología”.

El objetivo de este curso, además de reforzar nuestra cultura institucional, era conocer las bases antropológicas que definen y sustentan el cuidado de la persona y la familia.

Dentro del programa, celebramos un café-tertulia que contó con la participación de tres grandes profesionales. Cada uno de ellos aportó su visión y resultó ser un coloquio muy enriquecedor.

Una de las participantes del curso fue Conchi Porto, licenciada en Filosofía y con una gran experiencia en el trabajo de la Administración, nos resume brevemente cómo fue esa reunión.

“ Y llegamos al café – tertulia del martes a cargo de Ángel Regueiro, propietario del Restaurante Enekorri, referente gastronómico de Pamplona y Santos Bregaña, arquitecto (Estudio Laia), diseñador de vajillas, y director  de Tabula, proyecto editorial de cultura y gastronomía.

Pensador y teórico, una de sus señas de identidad es la funcionalidad poética que los objetos cotidianos diseñados ofrecen al usuario, más allá de su simple usabilidad. De las vajillas de Santos Bregaña, Ferrán Adriá declaró que habían cambiado su forma de cocinar…

Unos participantes ciertamente interesantes que, moderados por Ana Sánchez-Ostiz, interactuaron con las alumnas de un modo natural y espontáneo “maridando” proyectos ambiciosos de los ponentes con intereses particulares de los asistentes.

Con Ángel viajamos en el tiempo desde su primer local en 1984: un asador convencional hasta que con mucho trabajo, ilusión y riesgo convirtiera Enekorri en lo que es hoy: un local de madera y vidrio con una iluminación certera; donde la exquisitez puesta al día y una bodega en constante evolución marcan la diferencia.

Conversando entre los tres, Santos citaba a los clásicos y pensadores con la misma facilidad que relataba la dificultad para triunfar en el mundo del diseño; eso sí, acompañaba el café una vajilla de su propia marca.

No hubiera sido posible el ambiente amable sin una Ana Sánchez-Ostiz. Doctora en Arquitectura, dedicada a su profesión docente e investigadora y a la realidad cotidiana de su familia.

Los tres consiguieron conectar con un público entusiasta y cargado de ganas de afrontar retos y uno en especial: humanizar un trabajo cargado de profesionalidad. El éxito estaba servido”.